Artículo: ¿Por qué Parques Nacionales?

Artículo por Equipo Amigos de Los Parques de la Patagonia

Desde Amigos de los Parques trabajamos por fortalecer nuestros parques nacionales. Para saber más de la importancia de parques nacionales, lee el siguiente artículo que forma parte de la línea de Educación Pública: Guardianes del Futuro.
Crédito fotografía: Eduardo Minte.

¿Por qué Parques Nacionales?
Para proteger la naturaleza. El último informe de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), advierte que la biodiversidad está disminuyendo a un ritmo sin precedentes a nivel mundial, y la tasa de extinción de especies se está acelerando, así como las probabilidades de graves impactos en las personas de todo el mundo. El informe determinó que alrededor de 1 millón de especies de animales y plantas están ahora en peligro de extinción, más que nunca en la historia de la humanidad.

[Fuente del gráfico: IPBES]

Por primera vez a esta escala y basándose en un análisis exhaustivo de la evidencia disponible, los autores de la evaluación clasificaron los cinco impulsores directos de la degradación en la naturaleza con mayor impacto. Estos son, en orden descendente: (1) cambios en el uso de la tierra y el mar; (2) explotación directa de organismos; (3) cambio climático; (4) contaminación y (5) especies exóticas invasoras.
El informe señala que, desde 1980, las emisiones de gases de efecto invernadero se han duplicado, y en consecuencia las temperaturas globales promedio se han elevado en al menos 0.7 grados centígrados. Este cambio climático ya está afectando a la naturaleza a todo nivel, desde los ecosistemas hasta la genética. Se espera que los impactos aumenten en las próximas décadas, y en algunos casos podrían ser mayores a los efectos del cambio en el uso de la tierra y el mar, y otros impulsores.

“El impacto humano sobre el medio ambiente tiene una consistencia espacial sin precedentes en el contexto de los últimos dos mil años”. A esa conclusión llegaron una serie de estudios publicados por la revista científica Nature, que indica que tras varias investigaciones -basadas en analizar la tendencia del clima en el planeta- se puede sostener que el 98% del mundo se encuentra experimentando algún nivel calentamiento.

En este contexto, los parques nacionales juegan un rol clave. Según Protected Planet Report, “las áreas protegidas han sido durante mucho tiempo una herramienta de gestión exitosa para conservar la biodiversidad, y sin ellas, la pérdida global de biodiversidad probablemente sería aún mayor”.

Los parques nacionales son el mecanismo más antiguo, más durable y más querido para proteger paisajes excepcionales de manera permanente. “Ellos destacan los mejores atributos que nuestro país tiene para mostrarle al mundo: una belleza inigualable, hábitat para la vida silvestre, oportunidades para la recreación y experiencias transformadoras. Más allá de todos estos beneficios, son una institución fundamentalmente democrática: abierta para todos y de todos, los Parques Nacionales son Patrimonio protegido de todos nosotros”, explica Eugenio Rengifo, Director Ejecutivo de Amigos de los Parques. “Son el gran tesoro que legamos a los que vendrán, en nosotros está aportar a consolidarlos, cuidarlos y poner en valor esta preciosa joya de todos los chilenos”, agrega.

¿Cómo se define un área protegida?
A nivel global, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN, por su sigla en inglés) se define como área protegida “un espacio geográfico claramente definido, reconocido, dedicado y gestionado, mediante medios legales u otros tipos de medios eficaces para conseguir la conservación a largo plazo de la naturaleza y de sus servicios ecosistémicos y sus valores culturales asociados”.
¿Cómo define la legislación chilena actual lo que es un área protegida?

En Chile, según Decreto Supremo N°40 (2013), se define como área protegida aquellas “porciones de territorio, delimitadas geográficamente y establecidas mediante un acto administrativo de autoridad competente, colocadas bajo protección oficial con la finalidad de asegurar la diversidad biológica, tutelar la preservación de la naturaleza o conservar el patrimonio ambiental”.

Entre todos los tipos de áreas protegidas que hay hoy en Chile, sólo algunas de ellas están explícitamente enfocadas a la protección in situ de la biodiversidad, siendo estas las tres unidades que conforman el SNASPE –Parque Nacional, Reserva Nacional, Monumento Natural-, junto con los Santuarios de la Naturaleza y las unidades que se han definido para la protección de hábitat marino– Parque Marino, Reserva Marina y Áreas Marinas Costero Protegidas. Las diferencias entre las áreas protegidas enfocadas en la protección de la biodiversidad se refieren al nivel de restricción a las actividades humanas que se permiten en su interior y a los objetivos de protección que persiguen. Es así, como existen unidades definidas con una alta restricción para estas actividades, como lo son los Parques Nacionales (Ver Pliscoff, P. en PNUD (2015), Conservando el patrimonio natural de Chile, pág. 60).

¿Cómo se define un parque nacional?
CONAF basa su definición de parque nacional según la Convención para la Protección de la Flora, Fauna y las Bellezas Escénicas Naturales de América “Convención de Washington”. Ratificada por el Estado de Chile a través del Decreto Supremo N° 531 del Ministerio de Relaciones Exteriores del año 1967.

Así, se define como Parque Nacional “Las regiones establecidas para la protección y conservación de las bellezas escénicas naturales y de la flora y la fauna de importancia nacional, de las que el público pueda disfrutar mejor al ser puestas bajo la vigilancia oficial”.
Se trata de un área generalmente extensa, donde existen diversos ambientes únicos o representativos de la diversidad biológica natural del país, no alterada significativamente por la acción humana, capaces de autoperpetuarse y en que las especies de flora y fauna o las formaciones geológicas, son de especial interés educativo, científico o recreativo.

Los objetivos de un Parque son la preservación de muestras de ambientes naturales, de rasgos culturales y escénicos asociados a ellos; la continuidad de los procesos evolutivos, y en la medida compatible con lo anterior, la realización de actividades de educación, investigación y recreación.

El cuidado del patrimonio natural es un legado para las futuras generaciones. Es por ello que Amigos de los Parques llama a convertirse en sus guardianes, en guardianes del futuro. Según Kris Tompkins, integrante del directorio de Amigos de los Parques: «Hay que abrazar los Parques Nacionales, hay que cuidarlos, y defenderlos frente a las amenazas… Imaginemos un futuro donde las comunidades humanas viven seguras y dignas y el mundo no – humano evoluciona según su curso natural. Esto depende de cada uno de nosotros.”
Algunos atributos de los parques nacionales

Belleza: Los Parques Nacionales protegen algunos de los más lindos paisajes naturales y culturales en la tierra.
Vida silvestre: Los Parques Nacionales protegen de manera permanente el hábitat, la casa de todos, especialmente de nuestros vecinos salvajes.
Desarrollo económico local: Los Parques Nacionales permiten fomentar el desarrollo económico local basado desde el turismo de intereses especiales.
Aire y agua limpios:  Los parques nacionales nos garantizan el bienestar humano a través de una serie de beneficios naturales.
Antídoto frente al Cambio Climático: Los parques nacionales absorben carbono de forma natural y ayudan a mitigar los efectos del Cambio Climático.
Generaciones futuras: Los parques nacionales, son la herramienta más antigua y más querida para proteger paisajes excepcionales, transmiten esos lugares especiales intactos a las generaciones futuras.

Experiencias: Los parques nacionales brindan oportunidades para la aventura, es hora de crear recuerdos invaluables con familiares y amigos.
Renovación espiritual: En escenarios de belleza y armonía, con la majestuosidad de la Naturaleza a nuestro alrededor, las personas encuentran un refugio espiritual y de renovación al conectarse con la puerta más clara al Universo.
Más información y lecturas recomendadas