Beneficios de la conservación

Artículo por Equipo Amigos de Los Parques de la Patagonia

Acerca de las implicancias del estudio que analiza los costos y beneficios de proteger el 30% del planeta se refiere Eugenio Rengifo, director ejecutivo de Amigos de los Parques en esta columna publicada en el diario El Llanquihue y que reproducimos aquí.

La semana pasada se dio a conocer el estudio más completo realizado sobre las positivas implicancias económicas de la conservación. Más de cien economistas y científicos concuerdan en que la economía mundial se ve beneficiada con el aumento de áreas protegidas en tierra y mar, impulsando el crecimiento económico, proporcionando beneficios vitales y contribuyendo a una economía mundial resiliente.

Este importante informe encargado por Campaign for Nature “Proteger el 30% del planeta para la naturaleza: costos, beneficios e implicaciones económicas” considera que la conservación de al menos 30% de la tierra y el océano del mundo reporta beneficios que superan los costos en, al menos, 5:1. Esto significa que por cada peso invertido en conservación hay al menos cinco en retorno para la economía, reforzando la creación de parques nacionales como herramienta robusta que permite enfrentar la crisis de extinción de especies y la crisis ambiental del planeta, generar beneficios para la salud física y mental de las personas, así como la activación de la economía local y macro del país.

Entre sus autores está Anthony Waldron, el mismo investigador que ha analizado y comparado el presupuesto público de cada país para la protección y manejo de las áreas silvestres protegidas y que ubicó a Chile entre el top ten de países que menos recursos destina a conservación, a pesar del avance en superficie protegida del país.

Este informe tiene varias implicancias a nivel nacional y regional. Entre ellas está la evidencia científica internacional que reafirma la relevancia de aumentar la protección de ecosistemas terrestres y marítimos y entregar mayores herramientas para el manejo de las áreas silvestres protegidas. Además, destaca la contribución que parques nacionales como Alerce Andino, Hornopirén, Pumalín Douglas Tompkins y Corcovado tienen para la protección de ecosistemas, para el bienestar de las comunidades aledañas y también para la salud y la economía total del país. Entre los desafíos, está el desarrollo de mayor investigación local en esta materia, así como también analizar el aporte de las áreas remotas vinculadas a los parques al bienestar y dinamismo económico del país, descentralizando el debate y cambiando los paradigmas del modelo de desarrollo.

[Foto principal Parque Nacional Queulat: Augusto Domínguez]