Comunidad de vida

Artículo por Equipo Amigos de Los Parques de la Patagonia

«Esta es nuestra oportunidad para un cambio de mentalidad y de corazón, una prueba concreta de la interconexión de todas las formas de vida, así como un emplazamiento a una nueva mirada sobre la interdependencia global y responsabilidad universal», es la invitación que hace Eugenio Rengifo en esta columna publicada en el diario El Llanquihue que reproducimos aquí (pincha aquí para ver publicación original).

En este periodo de tiempo en que el llamado Corona Virus pareciera desbordar cualquier capacidad de planeación y previsión de salud pública global, la naturaleza nos recuerda con un sacudón nuestra vulnerabilidad. Esta pandemia nos obliga a pensar no sólo en el virus, sino también a interpretar el contexto y los valores sobre los que hemos levantado la civilización humana, muchos de los cuales hoy parecen tambalear.

Columna Eugenio Rengifo: Comunidad de vida

Más allá de este pequeño y poderoso virus que pone en jaque nuestros sistemas de vida, de trabajo, de interrelación y de salud, la crisis climática y la crisis de extinción de especies por las que atravesamos actualmente nos hablan del momento crítico de la historia del planeta, en el cual como humanidad podemos repensar y reescribir nuestro futuro. Reconozcamos que, en medio de la magnífica diversidad de culturas y formas de vida, somos una sola familia humana y una sola comunidad de vida junto a todas las otras especies en el planeta. Y en ese sentido, surgen como valores principales, la empatía, el respeto a la naturaleza, los derechos humanos y una cultura de paz no sólo entre las personas sino entre los humanos y las otras especies con las que cohabitamos.

Nuestro trabajo desde Amigos de los Parques tiene por misión impulsar una verdadera cultura de parques nacionales, que permita valorar y generar todas las herramientas necesarias para la protección de la naturaleza en su máxima categoría de conservación. Pero, ¿por qué necesitamos parques nacionales? El establecimiento de parques nacionales y otras áreas de conservación es una respuesta clave a la crisis ecosocial, ya que ayudan a responder al caos climático al secuestrar carbono en árboles, vegetación y suelos, sustentan la vida silvestre, los procesos naturales y la vitalidad e integridad ecosistémica. Son reservas de vida y de belleza y de libertad para el avance natural de la vida.

Pero las áreas protegidas no son suficientes para sostener la diversidad de la vida en la Tierra, y por ello es fundamental entendernos y sentirnos parte del planeta, nuestro hogar. Esta es nuestra oportunidad para un cambio de mentalidad y de corazón, una prueba concreta de la interconexión de todas las formas de vida, así como un emplazamiento a una nueva mirada sobre la interdependencia global y responsabilidad universal. Esa es nuestra invitación.

Eugenio Rengifo

Director Ejecutivo Amigos de los Parques

Crédito de la foto: Augusto Domínguez