Lanzan nuevo Mapa de las Organizaciones de la Sociedad Civil 2020

Artículo por Equipo Amigos de Los Parques de la Patagonia

En Chile existen más de 319 mil organizaciones de la sociedad civil (OSC) inscritas en los registros, de las que cerca del 80% corresponden a organizaciones comunitarias funcionales, juntas de vecinos o uniones comunales. Estos datos son parte de las cifras del nuevo Mapa de organizaciones de la sociedad civil 2020 – publicado por primera vez en 2015 -, que incluye a todas las instituciones de este tipo del país.

El estudio elaborado por el proyecto Sociedad en Acción – del Centro de Políticas Públicas UC y la fundación Chile + HOY – además revela que durante los últimos años se han creado más OSC que empresas en el país. De hecho, las cifras señalan que la tasa de creación promedio entre 2005 y 2018 fue de 8,9%, mientras que la de la creación de empresas fue de un 3%. Por otro lado, se consigna que, al año, en promedio se crean más de 17.000 organizaciones de la sociedad civil y más de 1.400 cada mes.

Del total de OSC, la nueva versión de este mapa señala que más de 213 mil OSC se encuentran activas, y, de ellas, más de la mitad se crearon hace menos de 10 años. Por otro lado, en cuanto a su distribución dentro del territorio se constata que se reparten de manera descentralizada en el país. Por cada mil habitantes, hay 12 OSC activas; en la Región Metropolitana, que concentra el 25% de las OSC activas, existen 8 por cada mil habitantes, mientras que las regiones que más instituciones tienen son la de Aysén y la de la Araucanía, donde hay 23 OSC, por cada mil habitantes.
El siguiente recuadro proviene de la presentación del estudio.

Los resultados de este estudio fueron presentados en un seminario virtual por Ignacio Irarrázaval, director del Centro de Políticas Públicas UC y del proyecto Sociedad en Acción, quien señaló que “el sentido de la sociedad civil tiene que ver con un instinto natural que tenemos todos los seres humanos, porque la sociedad civil somos todos actuando como ciudadanos de forma libre y colectiva, por un bien general.”

Además, el análisis contempla una nueva categorización de las OSC, siendo la de Deporte y recreación la que mayor porcentaje de organizaciones tiene, con un 25,3%, seguida por la de Vivienda, barrio y ciudad con un 23,7%, luego la categoría de Trabajo e ingresos con un 16,3% y por último la de Educación con el 12,8% del total. Además de analizar las organizaciones vigentes, esta vez la publicación incluye las estadísticas del Registro Civil sobre las que no lo están, permitiendo incorporar nuevas posibilidades de análisis a los datos. De acuerdo al catastro, 105.755 OSC se encuentras inactivas, que se concentran principalmente en la temática Vivienda, Barrio y Ciudad.

Organizaciones y desafíos en medio ambiente

En la clasificación que realiza Sociedad en Acción, las organizaciones con fines medio ambientales entran en la categoría Medio Ambiente y Agua. En esa categoría están las organizaciones dedicadas a la defensa del medio ambiente, a la educación ambiental y a la conservación del medio ambiente y representan un 4,7% de las organizaciones de la sociedad civil activas; además, las organizaciones de usuarios de agua representan un 2,9%. Las temáticas que lideran las OSC son deporte y recreación y vivienda, las que suman casi la mitad de las organizaciones, como se muestra en el siguiente recuadro.

Respecto de las fuentes de financiamiento y marco legal para las donaciones, se refirió Eugenio Rengifo, director ejecutivo de Amigos de los Parques, en un artículo publicado acerca de los resultados de este estudio en La Tercera.

“Desde una ONG ambiental y viendo lo que ocurre en la sociedad civil, vemos con buenos ojos que se genere una simplificación de esta decena de cuerpos legales que regulan las donaciones”, dice Eugenio Rengifo, miembro de la Red de Filantropía Ambiental. Él agrega que “es impensable en este contexto de catástrofe sanitaria y crisis ambiental que un país como Chile no haya avanzado hacia, al menos, organizar la forma en que se puede relacionar el privado y el donante con estas causas y, aun más, que no existan incentivos a las donaciones de las causas medioambientales. Urge avanzar a un marco legal de filantropía”.

Por su parte, Rodrigo Jordán, Presidente del Directorio de Amigos de los Parques y de la Comunidad de Organizaciones Solidarias (COS), se refirió al rol de las organizaciones sociales en el artículo referido. Parte de entender cómo funciona una democracia sana es tener a estos tres componentes -Estado, empresas y sociedad civil organizada- funcionando bien. Eso no ocurre hoy, explica, porque “en la dictadura militar se terminaron todas las sociedades intermedias. Antes de eso tú podías participar en el club social, las juntas de vecinos, el colegio profesional, pero se terminó con todo eso, y cuando se volvió a la democracia, los gobiernos democráticos no quisieron recuperar la importancia de la sociedad civil”. Para recuperar ese tejido social, agrega, “lo primero es una conciencia profunda de su importancia. Tiene que haber un cambio en el Estado y en el empresariado para que quieran fortalecer a este sector.

Para acceder al artículo “La cancha dispareja de la sociedad civil”, escrito por José Miguel Jaque y publicado el 17 de julio en La Tercera, pincha aquí.

Descarga aquí el estudio de Sociedad en Acción:
Mapa OSC 2020_Sociedad en Acción.