Opinión Rodrigo Jordán: Justicia intergeneracional en nueva Constitución

  • Inicio / 
  • Comunidades / 
  • Opinión Rodrigo Jordán: Justicia intergeneracional en nueva Constitución

Artículo por Equipo Amigos de Los Parques de la Patagonia

Rodrigo Jordán, Presidente del Directorio de Amigos de los Parques, aborda en esta columna publicada en El Llanquihue la urgencia de un enfoque ecológico en la nueva Constitución, escrita por muchas plumas independientes y desde los territorios, que coloque en el centro el respeto por la naturaleza como base en la que se sustenta la vida en todas sus formas.

Hace casi un año, participé de la jornada inaugural de la XIII Escuela Ambiental de Invierno organizada por el Comité Regional de Educación Ambiental de Los Lagos. En la ocasión me preguntaron acerca del complejo momento de multicrisis o Sindemia, un concepto derivado de la epidemiología que habla de la coexistencia de varios fenómenos críticos con características comunes que interactúan a nivel biológico, psicológico y social.

Esta crisis multidimensional encuentra su raíz en distintos ámbitos, entre ellos, la concentración de riqueza y poder; la desigualdad económica, territorial y de género; la falta de confianza en las instituciones y los limitados espacios de participación; el ensanchamiento de las brechas sociales; y en la desconexión de las personas con la naturaleza, profundizando los riesgos del cambio climático en distintos territorios y comunidades.

Los resultados de las elecciones dan cuenta de cómo y quiénes construirán la nueva Constitución para Chile, la primera en ser redactada en un escenario de crisis ambiental que no ha podido ser abordada por las normativas existentes, a pesar de los compromisos políticos y de la evidencia científica. Por ello, la nueva Carta Magna requiere de un enfoque ecológico que coloque en el centro el respeto por la naturaleza como base en la que se sustenta la vida en todas sus formas. Lo anterior sólo es posible de lograr en un tránsito rápido hacia una relación de mayor armonía entre la sociedad y el medio ambiente, con la tutela del Estado y, a través de una Defensoría Pública de la Naturaleza y de agencias independientes que evalúen, fiscalicen y puedan proponer las políticas públicas en materia ambiental. Una casa común en la que la reconciliación de derechos, libertades y principios resultantes no puede comprometer la preservación del medio ambiente, patrimonio natural del planeta.

Las elecciones dieron cuenta de cómo el proceso de elaboración de la Constitución representará a los territorios y comunidades, escrita por muchas plumas independientes que encuentren los acuerdos necesarios para salir de esta sindemia y que encamine al país hacia la justicia social, ambiental e intergeneracional, resguardando la equidad y el bienestar no sólo entre quienes cohabitamos hoy, sino también hacia las generaciones del futuro.

Rodrigo Jordán
Presidente Directorio Amigos de los Parques