Parques Nacionales: ¿cómo se definen?

Artículo por Equipo Amigos de Los Parques de la Patagonia

Desde Amigos de los Parques estamos convencidos que los Parques Nacionales son la estrategia de conservación más sólida de resguardo de un ecosistema a largo plazo. Los Parques Nacionales nos conectan con la vitalidad del mundo natural, y su belleza nos habla de la vida y su plenitud, incentivándonos a reflexionar sobre la armonía entre ecología y sociedad. Aquí algunos tips sobre lo que son las áreas protegidas y los parques nacionales.

A nivel global, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN, por su sigla en inglés) se define como área protegida “un espacio geográfico claramente definido, reconocido, dedicado y gestionado, mediante medios legales u otros tipos de medios eficaces para conseguir la conservación a largo plazo de la naturaleza y de sus servicios ecosistémicos y sus valores culturales asociados”.

¿Cómo define la legislación chilena actual lo que es un área protegida?

En Chile, según Decreto Supremo N°40 (2013), se define como área protegida aquellas “porciones de territorio, delimitadas geográficamente y establecidas mediante un acto administrativo de autoridad competente, colocadas bajo protección oficial con la finalidad de asegurar la diversidad biológica, tutelar la preservación de la naturaleza o conservar el patrimonio ambiental”.

Entre todos los tipos de áreas protegidas que hay hoy en Chile, sólo algunas de ellas están explícitamente enfocadas a la protección in situ de la biodiversidad, siendo estas las tres unidades que conforman el SNASPE –Parque Nacional, Reserva Nacional, Monumento Natural-, junto con los Santuarios de la Naturaleza y las unidades que se han definido para la protección de hábitat marino– Parque Marino, Reserva Marina y Áreas Marinas Costero Protegidas. Las diferencias entre las áreas protegidas enfocadas en la protección de la biodiversidad se refieren al nivel de restricción a las actividades humanas que se permiten en su interior y a los objetivos de protección que persiguen. Es así, como existen unidades definidas con una alta restricción para estas actividades, como lo son los Parques Nacionales (Ver Pliscoff, P. en PNUD (2015), Conservando el patrimonio natural de Chile, pág. 60).

CONAF define como parque nacional a un área generalmente extensa, donde existen diversos ambientes únicos o representativos de la diversidad biológica natural del país, no alterada significativamente por la acción humana, capaces de autoperpetuarse y en que las especies de flora y fauna o las formaciones geológicas, son de especial interés educativo, científico o recreativo.

Los objetivos de un Parque son la preservación de muestras de ambientes naturales, de rasgos culturales y escénicos asociados a ellos; la continuidad de los procesos evolutivos, y en la medida compatible con lo anterior, la realización de actividades de educación, investigación y recreación.

El cuidado del patrimonio natural es un legado para las futuras generaciones. Es por ello que Amigos de los Parques llama a convertirse en sus guardianes, en guardianes del futuro. Según Kris McDivitt Tompkins, integrante del directorio de Amigos de los Parques:

«Hay que abrazar los Parques Nacionales, hay que cuidarlos, y defenderlos frente a las amenazas… Imaginemos un futuro donde las comunidades humanas viven seguras y dignas y el mundo no – humano evoluciona según su curso natural. Esto depende de cada uno de nosotros.”

Conoce más de las oportunidades y desafíos de los parques nacionales en Chile, revisando el estudio de Amigos de los Parques en este link. 

Crédito foto: Pablo Valenzuela, Cerro Castillo.