Parques Nacionales e innovación

Artículo por Equipo Amigos de Los Parques de la Patagonia

¿Es la conservación una gran idea de innovación? Sobre este tema se refiere Eugenio Rengifo, director ejecutivo de Amigos de los Parques, en esta columna publicada en el diario El Llanquihue y que reproducimos aquí.

Esta semana conmemoramos el día mundial de los parques nacionales, ocasión que permite reflexionar desde la puerta de entrada de la Ruta de los Parques de la Patagonia acerca del aporte de las áreas silvestres en la protección de ecosistemas y cómo la conservación, aunque parezca un paradigma, es una de las ideas más innovadoras para el bienestar del planeta y de las personas.

Sin ecosistemas saludables, con toda su complejidad de especies, relaciones y procesos, hay pocas oportunidades para que las sociedades humanas florezcan. Desde esta visión, los parques nacionales cumplen diversas funciones, entre ellas, custodiar la diversidad del mundo natural, así como también proponer otro tipo de desarrollo, uno que permita que los procesos naturales fluyan sin impedimentos.

Columna Amigos de los Parques

Esa idea es hoy una gran innovación. Cuando la evidencia científica nos demuestra que producto de acciones del ser humano se acelera la crisis climática, la crisis de extinción de especies y la transmisión de enfermedades zoonóticas (como la que causó la actual pandemia), es suficiente alerta como para detenerse, observar el modelo de desarrollo actual e innovar. Para ello avancemos en inspirar la reconexión de las comunidades con el patrimonio natural, parte fundamental de su identidad, y que motiva a trabajar en actividades económicas que promuevan ambientes saludables, vibrantes y bellos.

En este sentido, existe la oportunidad desde la Región de los Lagos de acercar su red de emprendimiento e innovación hacia esta nueva visión de desarrollo. Además, la oportunidad de avanzar hacia la conservación marina, permitiendo crear espejos de conservación entre diversos hábitats y protegiendo a especies bajo amenaza. Paradójicamente, en nuestros tiempos, la mayor innovación puede ser volver a la raíz, al origen de todo, ya que sin una naturaleza saludable ninguna actividad humana será posible.

Avancemos hacia un mejor presupuesto para su cuidado y herramientas eficaces para su protección. Para ello, también resulta clave que logremos impulsar una ley de filantropía ambiental que incentive las donaciones con fines ambientales y promueva un tejido social sólido que reconozca por qué es necesaria la conservación y valore los parques nacionales.

Eugenio Rengifo
Director ejecutivo Amigos de los Parques

Crédito fotografía: Catalina Billeke @suradicta