Patagonia: Paraíso y desarrollo

Artículo por Equipo Amigos de Los Parques de la Patagonia

Compartimos columna publicada en diario El Llanquihue de Sebastián Salinas, fundador de Balloon Latam y Consejero de Amigos de los Parques acerca de desarrollo, Parques Nacionales y la oportunidad de impulsar una nueva visión de ruralidad.

¿Qué entendemos por desarrollo? Las imágenes más recurrentes son urbanizaciones y tecnología de punta. De manera opuesta, si cerramos los ojos y pensamos en el paraíso, ¿Qué imaginamos? Probablemente una escena en medio de la naturaleza, con espacio infinito, aire puro y miles de especies cohabitando. Esta es la imagen que encontramos en la Patagonia chilena.

Más del 90% del territorio que hoy conforma este paraíso pertenece a comunas rurales, sin embargo, la visión de lo rural en Chile aún se aferra a agricultura y pobreza.

Hoy otra mirada es posible para lo rural. A diferencia de lo urbano, lo rural es único y diverso, y las personas dependen de lo que ocurre en el territorio, por lo que se requiere de estrategias pertinentes para sus desafíos.

Chile es un país rural. Más de 246 de las 346 comunas del país son lugares con una gran parte de su superficie rural, llegando a ser el 83% del territorio nacional donde vive el 30% de la población (Ministerio de Agricultura, Odepa 2018). En la diversidad de estos territorios es donde las oportunidades son enormes y hacia donde debemos avanzar.

Sebastián Salinas

Aprovechar la posibilidad, por ejemplo, de trabajar junto a las comunidades aledañas a los Parques Nacionales y ser referentes en cómo cuidamos nuestra naturaleza, dejando de lado industrias extractivas o poco amigables y dando paso a un desarrollo junto a las personas que habitan estos territorios, para asegurar su pertinencia y sostenibilidad. Como individuos todos habitantes de lo rural, en esto es imprescindible el principio de corresponsabilidad desde el Estado, el sector privado y la sociedad civil.

Para lo anterior, lo primero es entender que el desarrollo debe partir desde cómo generamos oportunidades en base al territorio: su cultura, sus personas y su naturaleza. Comprender esto permite construir un nuevo modelo de gestión que respete las costumbres de las comunidades y preserve este paraíso que por muy poco tiempo habitaremos y queremos que nuevas generaciones también puedan habitar.

La idea no es crecer por crecer, es primero entender, vincular y luego crear desde lo más profundo. Es generar un desarrollo desde el buen vivir o como se dice en mapuzungun: Kume monguen.

 

Sebastián Salinas C.

Fundador de Balloon Latam y Consejero Amigos de los Parques

Ver publicación original aquí