Patrimonio natural

Artículo por Equipo Amigos de Los Parques de la Patagonia

Estamos en el mes del patrimonio y desde Amigos de los Parques reflexionamos acerca del significado de patrimonio natural, cómo se identifican las personas con él y la institucionalidad vigente en Chile sobre el patrimonio en el siguiente artículo.

[Crédito de la foto principal: Linde Waidhofer/ Western Eye Photography]

¿Qué es el patrimonio natural?

Las definiciones de patrimonio mundial, cultural y natural surgen de la Convención de UNESCO generada en la Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), celebrada en París del 17 de octubre al 21 de noviembre de 1972.

En su artículo 2 esta Convención considera como patrimonio natural los monumentos naturales constituidos por formaciones físicas y biológicas o por grupos de esas formaciones que tengan un valor universal excepcional desde el punto de vista estético o científico; las formaciones geológicas y fisiográficas y las zonas estrictamente delimitadas que constituyan el hábitat de especies, animal y vegetal, amenazadas, que tengan un valor universal excepcional desde el punto de vista estético o científico; y los lugares naturales o las zonas naturales estrictamente delimitadas, que tengan un valor universal excepcional desde el punto de vista de la ciencia, de la conservación o de la belleza natural.

Un libro que desarrolla en detalle el concepto de patrimonio natural es Conservando el patrimonio natural de Chile. el aporte de las Áreas Protegidas (PNUD, 2015), con el aporte de Javier Simonetti, Guillermo Espinoza y Gabriela Simonetti-Grez (Kauyeken) como coordinadores, editores y autores; Bárbara Saavedra (Wildlife Conservation Society), Mauricio Folchi, Eugenio Figueroa y Patricio Pliscoff (Universidad de Chile), entre otros autores.

En el capítulo 1, página 20, desarrollan la idea: El patrimonio es aquello reconocido como propio y nuestro, y cambia a lo largo del tiempo. Un patrimonio se va construyendo en y con el desarrollo de la cultura de los pueblos. Además, el patrimonio resulta de una serie de cambios, construcciones, destrucciones y decisiones que se han tomado a lo largo de la historia.

La diversidad biológica es parte del patrimonio natural de Chile, ya que está íntimamente relacionada con la identidad y calidad de vida de las personas, constituyendo una de las bases del desarrollo, la fuente de sus oportunidades y parte de los elementos que moldean su cultura. La diversidad biológica debe considerarse como un patrimonio, pues ella ofrece numerosos bienes y servicios de los cuales depende nuestra población. Sin embargo, este patrimonio es amenazado por numerosas actividades que ponen en riesgo su existencia, por ello, debe ser protegido. La conservación de este patrimonio depende de la individualidad e integración de la totalidad de actores que interactúan con él.

¿Qué es la diversidad biológica?

La diversidad biológica o biodiversidad es la variabilidad de los organismos vivos de todo tipo, que forman parte de todos los ecosistemas terrestres y acuáticos. Incluye la diversidad dentro de una misma especie, entre especies y entre ecosistemas y los procesos ecológicos en los cuales dichas especies participan. En otras palabras, es la variedad de especies que habitan el planeta, incluyendo sus genes y los ecosistemas que conforman.

En términos de cifras, se conocen casi 2 millones de especies, sin embargo, constantemente se descubren otras y se estima que existirían unos 8 millones de especies. En Chile se conocen unas 30 mil especies, la mayor parte de las cuales son invertebrados.

Institucionalidad

En Chile, la Subsecretaría de Patrimonio depende del Ministerio de Culturas, Artes y Patrimonio y su ámbito de acción tiene que ver con el Patrimonio Cultural e Inmaterial; lo mismo ocurre con el Servicio Nacional de Patrimonio (ver ámbitos de acción aquí).

A nivel internacional, Chile no posee sitios denominados de Patrimonio Mundial Natural, máxima categoría del patrimonio natural dentro de UNESCO. Sí tiene Reservas de la Biósfera, los que se declarados como sitios de excepcional valor ecológicos para la humanidad por el Programa El hombre y la biósfera (MAB) de la UNESCO. Chile cuenta en la actualidad con 10 Reservas de Biósfera que abarcan cerca 11,4 millones de hectáreas, de las cuales cerca de 3 millones de hectáreas corresponden a áreas marinas.

Parte del patrimonio natural, en nuestro país es administrado por la Corporación Nacional Forestal, CONAF, y clasificados por el Ministerio de Agricultura de acuerdo a sus características y extensión, en: Parques Nacionales; Reservas Nacionales; Monumentos Naturales.

Algunos parques nacionales de la Patagonia que son Reservas de la Biósfera:

[Crédito de la foto Parque Nacional Hornopirén: Augusto Domínguez]
      1. Reserva de la Biósfera Bosques Templados Lluviosos de los Andes Australes: Parque Nacional Alerce AndinoParque Nacional Hornopirén
      2. Reserva de la Biósfera Laguna San Rafael: Parque Nacional Laguna San Rafael
      3. Reserva de la Biósfera Torres del Paine: Parque Nacional Torres del Paine
      4. Reserva de la Biósfera Cabo de Hornos
        1. Parque Nacional Cabo de Hornos
        2. Parque Nacional Alberto Agostini

Finalmente, el Consejo de Monumentos vela a través del Área de Patrimonio Natural por el adecuado resguardo de los sitios y bienes paleontológicos, que son Monumento Nacional por el sólo ministerio de la Ley, y de las áreas declaradas Monumento Nacional bajo la categoría de Santuario de la Naturaleza (SN).